El gobierno nacional apuesta a que el campo aporte una cosecha récord y mediante la misma conseguir dólares frescos para la economía

 

Por Juan Martín Melo

 

7 de octubre de 2018

https://www.infobae.com/new-resizer/MiA42RU1rjlzxsUnZU8T4Dk0VAg=/600x0/filters:quality(100)/s3.amazonaws.com/arc-wordpress-client-uploads/infobae-wp/wp-content/uploads/2018/10/07040207/Cosechadora.jpg

"Toco madera, ya que los pronósticos climáticos muestran que no vamos a tener sequía ni inundaciones y el campo podrá tener una buena cosecha". Son expresiones del presidente de la Nación, Mauricio Macri, durante una entrevista periodística realizada días atrás en Estados Unidos. En momentos tan complicados para la economía nacional, una vez más todas las miradas están puestas en el sector agropecuario. El sector que siempre aparece primero en la lista al momento en que se necesitan fondos frescos, pero también es uno de los sectores más cuestionados por la sociedad, mostrando también un alto grado de desconocimiento. Basta darse un recorrido por las redes sociales para confirmar esto último.

Desde el gobierno nacional están proyectando que el campo a partir de diciembre próximo comenzará a realizar un importante aporte de divisas y de esta manera se podría transformar en uno de los pocos sectores de la economía que pueda escaparle a la recesión.

Atrás quedó la campaña agrícola 2017/2018 con un efecto de la sequía, la más grave de los últimos 50 años, que afectó negativamente el Producto Bruto Interno. Sin embargo, a pesar de la preocupación que genera la falta de previsibilidad, el productor agropecuario enfrenta la nueva campaña con renovados bríos, previéndose un incremento de área y producción, con una inversión de 10.000 millones de dólares, de los cuáles el 90% corresponde a soja, maíz y trigo.

Proyecciones

Recordemos que la Bolsa de Comercio de Rosario proyecta una siembra total de 37.200.000 hectáreas. Una estimación que está en línea con las intenciones del ciclo anterior, aunque un millón de hectáreas por encima de lo que efectivamente pudo ser implantado entonces. Por otro lado, asumiendo que el rendimiento se asemeja a su valor tendencial para cada cultivo, las siembras permitirían obtener cómodamente una producción total de 120 millones de toneladas, muy por encima de los 99 millones de toneladas de la campaña previa.

Soja

Soja

En una economía tan complicada como la nuestra y con tanta necesidad de dólares, en el gobierno las calculadoras son utilizadas para sacar cuentas de cuántos dólares ingresarán por el total de la cosecha. Los cálculos de la BCR son los siguientes: si nos concentramos específicamente en los seis principales cultivos (maíz, soja, trigo, girasol, cebada y sorgo) y se multiplica la producción proyectada por los precios a cosecha vigentes, la producción podría alcanzar un valor bruto de 25.500 millones de dólares. Del valor bruto de la cosecha, el 61% lo aportaría la soja, el maíz aportaría el 21%, y el trigo un 10%. El restante 8% se lo reparten entre girasol, cebada y sorgo.

En materia de exportaciones, las proyecciones de ingreso de divisas podrían ubicarse en los 26.400 millones de dólares. El principal aporte provendría del complejo sojero, responsable de más de 40 millones de toneladas de exportaciones entre poroto y subproductos por un total de 18.400 millones de dólares, lo que significa el 70% del total.

Pero además esta buena perspectiva de cosecha provocará un importante movimiento en el interior de nuestro país. El traslado de la cosecha derivaría en fletes camioneros por una cifra que podría ubicarse en los 3.200 millones de dólares, provocando un ingreso fundamental que permitiría la recuperación del sector camionero que estuvo complicado por el mal resultado de la campaña anterior, donde faltaron cerca de 25 millones de toneladas para transportar desde los campos hasta los centros de comercialización.

También habrá un aumento en el consumo de gasoil. Las estimaciones de la bolsa rosarina, teniendo en cuenta a la producción y transporte, muestran un consumo que podría alcanzar a los 2.000 millones de litros, lo que implicaría un gasto muy cercano a los 1.900 millones de dólares. Además de la red de servicios y otras demandas que genera la producción en las diferentes zonas del país.

Esto podría generar el campo en los próximos meses. Un sector, que pese a los cambios en retenciones y a los serios problemas de financiamiento, demostrará nuevamente estar de pie.

En los discursos del gobierno hay un reconocimiento hacia el campo, al que muchas veces hacen a un costado al momento de la toma de decisiones o aplican medidas que van en contra de incentivar a la producción.  O como decía días atrás el presidente de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Javier Buján, "cuando el gobierno necesita conseguir fondos, siempre se apunta al sector agropecuario". Fue el propio Santiago del Solar, Coordinador General de Unidad de Ministro, quien durante el encuentro anual de la Cadena de la Soja de la semana pasada, comentó: "Es contradictorio querer ser el supermercado del mundo, con estos derechos de exportación". Sin olvidar que la agroindustria, actividad responsable del 65% de la entrada de divisas al país, fue uno de los Ministerios devenidos a Secretaría.

Esta semana desde Confederaciones Rurales Argentinas también rechazaron la posibilidad de aumentar nuevamente las retenciones, tal como lo había sugerido el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. Igualmente el campo estará atento al debate del presupuesto 2019 en el Congreso, ya que el artículo 83 faculta al gobierno hasta diciembre de 2020 a modificar las retenciones con un tope de aumento del 33%. Los integrantes de la Federación de Acopiadores pidieron a los legisladores del oficialismo y la oposición que lo rechacen.

Hoy el sector agropecuario reclaman reglas claras y soluciones rápidas a problemas como el de la lechería y el financiamiento. En en sector lácteo, habrá una movilización el 11 de octubre en Trenque Lauquen y General Rodríguez, en la planta de La Serenísima, y la problemática del financiamiento estuvo presente en diversas reuniones, en los últimos días, entre dirigentes y funcionarios nacionales y provinciales. Es inadmisible que el Banco Nación, como entidad oficial, no lidere medidas y herramientas más accesibles que acompañen a la producción, que por cierto, se recuperarían con creces.

En momentos de crisis, una vez más el campo está dispuesto a mostrar todo su potencial a través del esfuerzo de mucha gente que todos los días sigue apostando a una nueva Argentina, esa Argentina para todos y no para unos pocos.

 

 

× Consultas